El plátano
1354
single,single-post,postid-1354,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive

Plátano

El plátano es uno de los productos más cotidianos, está presente en los fruteros de la mayoría de nuestros hogares. Es uno de los primeros alimentos que empezó a consumir el ser humano y por su abundancia está extendido por todo el mundo. No solo se utiliza como postre, ya que a menudo es también un ingrediente más para aplicarlo en la cocina.

El platanero es una planta gigante que puede llegar a medir 15 metros de altura y que termina en una corona hermosa de hojas. Es polimórfica y puede llegar a tener hasta 20 brazos y cada uno ofrece un racimo de plátanos, hasta unas 20 unidades por racimo o por piña. El fruto, el plátano, puede ser de color amarillo verdoso, amarillo, amarillo rojizo o rojo. Según va madurando, su color se vuelve más amarillo hasta llegar a negro y en este proceso se va volviendo cada vez más dulce.

Los plátanos se pueden emplear en la cocina en cualquier etapa de su maduración, pero sólo se pueden comer crudos cuando están maduros.

12658882563_3c5d6b246e_kLos plátanos verdes se suelen cocinar antes de consumir. Se pueden asar envueltos en sus propias hojas al horno o a la brasa, o incluso se pueden freír, o triturar y mezclar con otras frutas para preparar cremas o batidos. Estos ejemplares verdes suelen tener un alto contenido en almidón, según van madurando va disminuyendo esta cantidad y por el contrario, van adquiriendo más azucares sencillos. Es esta la principal razón de que resulten más agradables y dulces los plátanos maduros.

Los plátanos amarillos, ya en su punto de maduración, se consumen tanto como fruta fresca como ingrediente para ensaladas, bocadillos, flanes, helados, pan, etc…. pero además de estas aplicaciones que le podemos dar en crudo, también se puede cocinar. Para acompañar a carnes se puede cortar a lo largo y asarlo en una parrilla durante varios minutos y aderezarlo con una mezcla azúcar moreno, vinagre, clavo y canela. También es muy conocida su aportación a la receta de arroz a la cubana, muy consumida entre los niños. Además, se pueden elaborar exquisitos postres acompañando otros ingredientes como miel y crema ácida de cacao blanco.

El platanero ofrece también otros productos muy interesantes para la cocina, como el tronco, las hojas y la flor. Estas últimas, muy utilizadas en la cocina Malaya, se pueden emplear en sopas, frituras, guisos, y en crudo resultan ligeramente astringentes y con matices florales que recuerdan a la flor de azahar. La parte comestible de la flor es la interna, es decir, los pétalos que se encuentran en el interior. Cuando está cocinada es muy similar al puerro, tanto en forma como en sabor. Los brotes se parecen a los espárragos blancos y se pueden cocinar con los mismos métodos.

En la elaboración del tamal en Latinoamérica, muy presente en la gastronomía mexicana o la colombiana, se utilizan las hojas del platanero para envolver harina de maíz y queso. Estas envolturas con hojas se denominan de diferente manera y se aplican a muchos productos según la zona. También se utiliza para hacer papillote con todo tipo de pescados.

Se conserva muy bien en un lugar fresco y seco incluso en la nevera, que aunque se pone marrón con más rapidez, el interior suele estar en muy buen estado. Se puede congelar hasta 2 meses.

Esta fruta es muy saciante gracias a la cantidad de fibra e hidratos de carbono que contiene. Y al contrario de lo que se cree, el plátano no contiene grasas. Por su practicidad a la hora de pelarlo y comerlo crudo, resulta un alimento perfecto para tomar entre horas o en cualquier momento del día. El perfecto aliado en nuestra alimentación que con un poco de imaginación podemos emplear en infinidad de aplicaciones en la cocina.

Sugerencia

Proponemos una manera fácil y rápida para tomar el plátano como postre. Una elaboración que nos permitirá potenciar el sabor dulce que tiene la fruta cocinándolo con matices de vainilla.

Hay que introducir unas ramas de vainilla a los plátanos enteros con piel y los introducimos en el horno para que se asen y vayan adquiriendo los sabores de la vainilla. Cuando adquieran una textura blanda, los sacamos del horno.

Para presentar los pelaremos y los trocearemos. Es perfecto para acompañar a un yogur.

Ficha técnica

Nombre científico: Musa cavandishi
Familia: Musáceas

Historia y Origen

Aunque su origen no esté muy claro, se cree que se expandió desde Asia (India, Nepal, Birmania, Malasia, indonesia…) a todo el mundo. Se cree que fue uno de los primeros alimentos del ser humano y que de Asia se extendió al continente africano. Desde aquí, llegó a las Islas Canarias y una vez aquí los españoles lo introdujeron en México, desde donde se ha llevado al resto de los países del mundo donde hoy se consume.

Temporada

Hoy en día podemos disfrutar del plátano a lo largo de todo el año.

Valor nutritivo

Al igual que la mayoría de las frutas, el plátano es un alimento rico en hidratos de carbono. Su aporte calórico es bastante similar al de una naranja o una manzana y aunque exista la falsa creencia de que los plátanos engordan, no contienen grasa.

De su aporte vitamínico se pueden destacar el A y el B6 y en cuanto a minerales se pueden comentar el ácido fólico, potasio y magnesio.

Variedades

Musa paradisiaca. Variedad que se emplea para cocinar.
Musa cavendishii. Variedad que consumimos cruda.

Dato de interés

Técnicamente los plátanos son los de la variedad paradisíaca y los que habitualmente consumimos son bananas, aunque tradicionalmente aquí los llamamos plátanos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR