zanahoria
1376
single,single-post,postid-1376,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive

Zanahoria

En guisos, salsas, sopas… y hasta en la repostería. La zanahoria es uno de los vegetales que mayor contenido nutricional nos aporta. Su color naranja vivo es inconfundible en la mayoría de los platos de nuestro día a día y es que su sabor dulce e inconfundible hace que sea uno de los ingredientes imprescindibles en nuestras cocinas.

12811923194_db900f5e78_kLa zanahoria es un vegetal de color naranja brillante, uniforme, suave y sin grietas que solemos encontrar generalmente separada por la longitud en cortas, hasta 10cm, medianas, de 10 a 20 cm, y largas. El tamaño viene marcado por la fecha de cultivo generalmente. La zanahoria es una verdura que crece en clima frío y se suelen sembrar a principios de primavera. Son tiernas y dulces y el delicado sabor que tienen hace que sean ideales para consumirlas crudas. Hay una variedad cada vez mas conocida, llamada zanahoria-mini, que se suele sembrar en verano y crece rápidamente con el frío del otoño. Las que se cultivan en invierno son más gruesas y se separan principalmente para cocinar.

Hoy en día podemos encontrar en nuestros mercados, además de frescas, zanahorias en conserva o congeladas pero es interesante que las compremos frescas, con la piel suave y tersa y de color naranja vivo ya que nos permitirá consumirlas de innumerables maneras.

Si preferimos consumirlas crudas puede ser una buen opción servirla aliñada en ensaladas o también como aperitivo entre comidas. Para ello hay que lavarla bien.  Es conveniente rasparla en vez de pelarla ya que las vitaminas se acumulan principalmente cerca de la piel. Las zanahorias crudas se comen solas, trituradas, incluso licuadas junto con otras frutas resulta una opción muy sana y refrescante. El zumo de naranja y zanahoria es ya un clásico al que podemos dar un toque especial mezclándolo con un poco de apio.

Si las cocinamos es importante rasparles la piel justo antes de su aplicación ya que aunque el beta-caroteno resiste las altas temperaturas de cocción, con el contacto del oxígeno del aire se oxidan y no podríamos adquirir todos los nutrientes que nos ofrecen las zanahorias. Cocinadas se pueden tomar tal cual, incluso con un caldo elaborado con sus propias hojas. Las hojas se pueden tomar en sopas y guisados.

Además de como ingrediente único, asadas, hervidas, cocidas al vapor, fritas al dente, asadas a la parrilla… se pueden tomar como ingrediente de numerosos platos salados y dulces: como acompañamiento de carnes y pescados o también muy adecuadas para tomarlas con queso,  en guisos, sopas y cremas, y también en repostería por ejemplo una tarta de zanahoria. El sabor dulce  con aromas anisados que nos recuerdan un caramelo de este vegetal lo convierte como una opción interesante para este fin.

12811590203_1e84fa7f7e_k

Hay que tener en cuenta que la zanahoria segrega etileno durante su maduración al igual que otros vegetales. Esto quiere decir que este gas confiere sabores amargos a otros productos generalmente durante su almacenamiento. Por esta razón, hay que evitar guardarlas al lado de frutas como manzanas, plátanos, melones, melocotones… Lo más interesante es guardarlas en la zona menos fría de la nevera en una bolsa perforada. También debemos tener en cuenta que hay que quitarles las hojas antes de guardarlas ya que, tal y como hemos comentado con otras raíces, las hojas absorben la humedad del producto y se estropean antes. Su respiración es baja y aguantan bien varias semanas en lugares frescos. En la nevera hasta dos o tres semanas.

Esta verdura se puede decir que es uno de los ingredientes que no suele faltar en nuestras casas. Las zanahorias aumentan el valor nutritivo de nuestros guisos, sopas y ensaladas. Un perfecto aliado para la alimentación sana.

Sugerencia

Este vegetal es perfecto para servir como acompañamiento a nuestros platos de carne.

Una manera de cocinarlas que proponemos es encurtidas. Para ello necesitaremos aceite de oliva, vinagre de Jerez, jengibre y sal.

Lavamos bien las zanahorias con agua, aclararamos y las secamos. Introducimos  todos los ingredientes en un cazo y cocinaremos a fuego suave durante 10 minutos. Pasado el tiempo retiramos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Ficha técnica

Nombre científico: Daucus carota

Familia: Umbelíferas

Historia y Origen

Se dice que el origen de la zanahoria se encuentra en la zona de Afganistán debido a la diversidad de variedades que existen allí.

En realidad las primeras zanahorias fueron las de color blanca, violeta y amarillas.

A la península llegaron a través de los musulmanes y de aquí se extendieron a toda Europa. A la zona del mediterráneo llegaron a través de los griegos y los romanos en los primeros años después de Cristo.

Holanda, país que alrededor del siglo XVI era uno de los principales cultivadores de la zanahoria se planteó que este vegetal debía ser la representación del país. Pero como no les gustaba el color de la zanahoria para que fuera el color de su patria, hicieron unos cruces entre diferentes variedades y de allí sacaron una de color naranja. Hoy en día el éste es el color que representa a Holanda y la mayoría de las zanahorias que consumimos vienen de esta variedad que surgió en éste país.

Temporada 

La mejor temporada para las zanahoria suele ser entre noviembre y marzo.

Valor nutritivo:

La zanahoria se caracteriza por su elevado contenido en agua y bajo contenido en lípidos y proteínas.

Es verdad que está muy ligada a la vista, y es que las cualidades de este vegetal son muy importantes. Especialmente merece destacar su elevado contenido en beta caroteno que es el precursor de la vitamina A. Las moléculas de carotenos que consumimos se convierten en dos moléculas de vitamina A.

Variedades

Silvestre: recuerda a una almendra

Ardenta Parade: cilíndrica, uniforme y color naranja muy vistoso.

Iva: variedad dulce y muy jugosa.

Morada: color violeta, que palidece hacia el centro de la raíz hasta llegar a un tono casi blanco.

Nantesa: raíces despuntadas, cilíndricas y semilargas.

Preda:  cilíndrica.

Tipo Flakkee: raíces largas

Tipo Chantenay:

Las más curiosas:

Zanahoria Morá de Cuevas Bajas: color morado bastante oscuro y sabor muy dulce

Imperial Long de Japón: muy finas y alargadas.

Black knight: variedad de  color negro debido al contenido de antiocininas.

Indigo winter: raíces de color púrpura con  cilindro central de color amarillo

Dato de interés

Aunque las hojas de la zanahoria no se emplean normalmente en la cocina, son ideales para tempuras o licuados.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR